El maestro de las huestes negras

Tras lo acontecido en en La mujer leopardo, Spirou y Fantasio se encuentran en el Congo belga dispuestos a ayudar a Aniota a devolver el fetiche a la tribu de las mujeres leopardo. A pesar de las dificultades que les ponen las autoridades para llevar a cabo su particular misión, el trío conseguirá adentrarse en lo más profundo del corazón del Congo. Sin embargo, no saben que deberán enfrentarse a viejos enemigos fugados de sus responsabilidades de la Segunda Guerra Mundial, dispuestos a todo para destrozar su precioso hogar, Bruselas.
Pero, para su suerte, contarán con la ayuda de un singular misionero (que nos recordará al que se topará con Tintín en Tintín en el Congo) que prestará su combativa ayuda para evitar que un hombre demasiado peligroso se haga con el poder de la décima provincia belga y del continente africano por completo.
Schwartz y Yann nos presentan la continuación de la anterior aventura que publicaron en este colección, y con la que se concluyen los hechos de La mujer leopardo, además de que, de paso, ciertos elementos abiertos en El botones de verde caqui siguen desarrollándose. Todo para crear una obra digna sucesora de los grandes clásicos del noveno arte, como los de Hergé.